Dilma anuncia inversiones
Fuente Base: PAGINA 12 - ARGENTINA
14/03/2014 06:03


Economia

La mandataria dijo que serán construidas nuevas redes de ómnibus, trenes y metro, cuyo fin es atender “las demandas de una población que quiere una mejor calidad de vida”. Respuesta a las masivas protestas registradas en junio pasado.


La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció ayer un nuevo paquete de inversiones mediante el cual serán destinados 3800 millones de reales (unos 1617 millones de dólares) para implementar mejoras en el transporte de siete ciudades del país. Las inversiones beneficiarán a la capital federal, Brasilia, y a las capitales provinciales de Goias, Goiania; de Tocantins, Palmas; de Paraiba, Joao Pessoa; de Mato Grosso do Sul, Campo Grande; de Maranaho, San Luis, y de Rio Grande do Norte, Natal, regiones en las que la mandataria dijo que serán construidas nuevas redes de ómnibus, trenes y metro, cuyo fin es atender “las demandas de una población que quiere una mejor calidad de vida”.

Aunque no lo citó expresamente, Rousseff aludió a las masivas protestas registradas en todo el país en junio pasado, que estuvieron centradas en una serie de demandas por la mala calidad de los servicios públicos, especialmente en el transporte, la salud y la educación. Al hacer el anuncio, en un acto que tuvo lugar en la sede de la Presidencia, en Brasilia, la mandataria brasileña afirmó que las obras que se desarrollarán en el área de transporte constituyen una deuda histórica con la sociedad de su país.

“Estamos haciendo en el siglo XXI lo que se debería haber hecho en el siglo XX y estamos muy atrasados, porque no hicimos lo que debíamos hacer cuando debíamos hacerlo”, declaró. Sin embargo, indicó que eso no suponía directamente una crítica al pasado, sino una mera constatación, que consideró necesaria para evitar que esto se repita en el futuro.

Las inversiones en el transporte anunciadas ayer serán gestionadas por los gobiernos regionales y municipales, a los que la presidenta animó a apostar en la construcción de redes de metros y trenes, debidamente conectadas con los servicios de ómnibus. “Una ciudad sin un transporte público de alta calidad se torna inviable”, declaró Rousseff, quien aseguró que se debe apuntar a una ampliación de toda la red de transporte colectivo y dotarla de seguridad y rapidez, pero también de unas tarifas justas.

Según informó el ministro de Ciudades, Aguinaldo Ribeiro, el plan de obras integra el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), uno de los principales programas del gobierno de la presidenta Rousseff. Los recursos forman parte de los 50.000 millones de reales (unos 21.730 millones de dólares) que la jefa de Estado prometió invertir en el transporte público en junio pasado, cuando el país se vio sacudido por masivas protestas que se desataron en demanda de mejores servicios públicos. Está prevista la construcción de metros, tranvías, trenes urbanos y corredores de autobuses, entre otros medios de transporte público.

El mes pasado, la presidenta recordó que el gobierno estaba llevando a cabo, en colaboración con estados y municipios, una inversión de 143.000 millones de reales (unos 59.757 millones de dólares), en su programa de radio semanal Café con la presidenta. La mandataria subrayó que el objetivo de la inversión era acelerar las obras para conseguir un transporte público más confortable, rápido, más seguro y con un precio accesible. “Para eso, nosotros, el gobierno federal, estamos uniendo esfuerzos con los gobernadores y alcaldes. Todos juntos podemos hacer mucho más por las personas que viven en las ciudades de nuestro país”, afirmó.

Esas declaraciones tuvieron lugar luego de que cientos de ciudadanos volvieran a salir a las calles de Río de Janeiro para protestar contra el aumento del precio de los pasajes de autobús, que llevó el precio del billete de 2,75 reales (cerca de 1,13 dólares) a 3 reales (unos 1,24 dólares). La jefa de Estado precisó en ese momento que el gobierno estaba dando prioridad al metro con una inversión de 33.000 millones de reales (unos 13.790 millones de dólares), dada su capacidad para transportar a millones de personas diariamente.

Pese a las protestas, Rousseff sigue siendo favorita a la reelección. La presidenta brasileña se mantiene como clara favorita para ser reelegida en los comicios de octubre próximo, con una intención de voto del 43,7 por ciento, según una encuesta divulgada en febrero. El sondeo fue elaborado por la firma MDA para la Confederación Nacional del Transporte (CNT) y sitúa en segundo lugar de las preferencias del electorado al líder opositor socialdemócrata Aecio Neves, con un 17 por ciento.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario