"Ley de fuga" llevará a las pantallas del cine nacional una nueva reflexión sobre el drama carcelario
Fuente Base: AVN
12/09/2014 03:09


Culturales

- Como una propuesta novedosa dentro del cine de drama carcelario la película Ley de fuga, ópera prima del director Ignacio Márquez que será estrenada en las salas del cine del país el 26 de septiembre, presenta una relectura de la vida en la cárcel que deja de lado la perspectiva trágica para enfocarse en la espiritualidad terrena de los privados de libertad y el arte como recurso para sobrellevar su condición de vida.


Esta película narra la historia de "Brigadier", un empresario tramposo cuyo objetivo es fugarse del centro penitenciario donde cumple condena y para ello utilizará como pretexto dirigir una obra de teatro protagonizada por otros reclusos a quienes realmente menosprecia.

Al respecto de este argumento, Elio Palencia colaborador en la elaboración del guión para este largometraje recordó en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias que la idea central del filme surgió años atrás cuando Márquez realizó una gira teatral en varios centros penitenciarios del país.

"Se encontró con la inquietud de los privados de libertad de que siempre lo que se decía sobre el tema penitenciario era lo negativo, jamás lo positivo. Esta es una gran preocupación de los privados de libertad que intentan resocializarse", comenta Palencia.

En el sentido de tener "la capacidad de reirte de tu propio dolor", como lo explica Márquez en la sinopsis de la historia difundida por la Villa del Cine, la película asume el drama carcelario desde el humor, recurso poco utilizado en los argumentos de este tipo de filmes.

"No es la película típica penitenciaria, se sale de la norma porque es una comedia dramática, una historia que se trata con un humor inteligente que apela a la reflexión", detalla Palencia y agrega, "Está hecha con la intención de que nos veamos en lo negativo y en lo positivo, para evolucionar y ser mejores".

De una manera distinta a cómo han sido narradas estas historias en el cine venezolano, latinoamericano y estadounidense, Ley de Fuga "apuesta por tratar el tema penitenciario de una manera positiva, luminosa, no banal, pero sí muy entretenida".

Películas recordadas como Soy un delincuente (1976), Carandirú (2003), y las hollywoodenses Papillón (1973), Expreso de medianoche (1978), Fuga de Alcatraz (1979) y Sueños de fuga (1994), han abordado el tema desde la fatalidad, patrón tradicional de estas líneas argumentales de las que se escinde esta propuesta del cine nacional.

"Él (Márquez) quiso hacer una historia en la que se hablara de esa parte positiva, de la capacidad transformadora del arte en los centros penitenciarios", precisó Palencia.

Otro de los aspectos que caracterizan a la obra es el trabajo de dirección de cámaras, concebido para realzar la subjetividad en las tomas y darle un carácter testimonial a los dos dispositivos para grabación "en mano", recursos que le otorgó más realismo a las acciones e imágenes.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario