La Comuna Pérez Bonalde defiende el legado de Chávez
Fuente Base: CIUDADCCS
03/11/2014 04:11


Comunidad

En el casco central de Catia, parroquia Sucre, la comunidad organizada fortalece sus espacios económicos con la conformación de empresas de propiedad social que benefician al colectivo


 

El espacio geográfico que ocupa la populosa zona caraqueña de Catia forma parte de una herencia aborigen. Hoy en día, la división territorial la ubica en la parroquia Sucre, una de las 22 que conforman el Municipio Bolivariano Libertador.
Sus más de 300 mil habitantes se han organizado en sus diferentes barriadas para conformar consejos comunales y comunas que trabajan en la construcción de un nuevo modelo económico, cultural y social de país.
Una de las organizaciones sociales establecidas en el casco central de Catia, es la Comuna (Juan Antonio) Pérez Bonalde, que lleva su nombre para rendir tributo a ese brillante poeta, idea aportada por el Comandante Hugo Chávez. Desde esa trinchera de lucha, mujeres y hombres se dibujan tareas que llevan la firma de lealtad al legado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, a quien consideran como su principal inspiración.
La comuna cuenta actualmente con 11 consejos comunales, que son: Atlántico, Juanches, Juana La Avanzadora, Pérez Bonalde, Nueva Catia, Catia Avanza, Sucre, Colón, La Línea, Máxima Expresión Floreña y Residencias Catia.
Uno de los principales rostros que se conoce en el sector es el de José Guillermo Cacique, vocero del Consejo Comunal Nueva Catia y de la Comuna Pérez Bonalde.
Entre sus anécdotas cuenta que conoció al presidente Chávez durante una de las alocuciones dominicales.
“Mi Comandante Supremo estuvo en un Aló Presidente en el bulevar de Catia. Ese día dijo que en la parroquia Sucre hacía falta una comuna, incluso dijo que debía llamarse Comuna Pérez Bonalde, por eso lleva ese nombre. Aún lo recordamos con sentimiento, pero él no se ha ido de nuestros corazones”, expresó Cacique.
Conmovido por recordar el momento, Cacique aprovechó la oportunidad para decir lo que Hugo Chávez representa en su vida.
“Él es mi padre, hermano y maestro. Tuve la oportunidad de sentarme a su lado y conversar. Con honestidad puedo decir que al estar a su lado se sentía la fuerza y energía que transmitía para luchar por esta fuerte avanzada revolucionaria”, relató.
Aseguró que esa energía ha sido depositada para plasmar su legado con la creación de tres Empresas de Propiedad Social (EPS), que son: la Despulpadora de Frutas, Pastelería Dulce Revolución y la Fábrica de Artículos Deportivos Indio Catia.
El Consejo Federal de Gobierno, a través de la Dirección de Economía Social de la Alcaldía Libertador aprobó los recursos económicos al Consejo Comunal Máxima Expresión Floreña para la primera fase de la Empresa Despulpadora de Frutas, ubicada en la calle Ecuador, cuya función es extraer la pulpa de las frutas y empaquetarlas para luego colocarlas a la venta.
“Es materia prima que se usa para la elaboración de jugos, helados y otra cantidad de rubros que generan trabajos directos e indirectos para el pueblo. Sin embargo, todavía estamos con la adecuación del espacio, cumpliendo los parámetros que exige Sanidad. En la segunda fase vamos a instalar la maquinaria”, explicó José Guillermo.
Agregó que es un proyecto ambicioso, en el que recogerán las frutas a puerta de corral, es decir, directo del productor para minimizar los costos. Estiman que para el primer trimestre de 2015 puedan tenerla en funcionamiento.

Dulce revolución

La EPS Pastelería Dulce Revolución fue un proyecto que se presentó al Gobierno del Distrito Capital (GDC) en el año 2012 y en agosto de ese mismo año fueron entregados los recursos, por un monto de 2 millones 37 mil bolívares, empleados para la adecuación del espacio físico y compra de maquinarias pesadas.
“Ya el acomodamiento lo realizamos. Ahora estamos en una segunda fase, pero estamos a la espera de el segundo aporte económico que será de un millón 200 mil bolívares completado para la adecuación y compra de materia prima, equipos pequeños y pago de incentivos de los productores”, informó Norcy Álvarez, vocera del Concejo Comunal Pérez Bonalde.
En la fase de inicio se van a generar ocho puestos de trabajo para productores. Se espera que en el primer semestre de 2015 comiencen con la producción de tortas y dulces criollos.
A juicio de Álvarez, el objetivo es fortalecer la economía local y erradicar la explotación del hombre por el hombre, “tal como se hace en el sector privado. Hay maestros pasteleros que se quejan porque trabajan horas extras y no les son canceladas, así como no son reconocidos los beneficios de ley”.
En este sentido considera que los consejos comunales están en la obligación de realizar su plan de desarrollo integral comunitario, en la cual se diagnostican, a través de los diferentes comités de trabajo, las necesidades e intereses de la comunidad y es de allí de donde nacen las EPS.
“Con esta EPS estamos respondiendo al modelo socialista productivo. En la encuesta realizada quedó en primer orden una despulpadora. La otra opción era la pastelería, porque nos dimos cuenta de que hay amas de casa que se destacan haciendo tortas. Por eso, creemos que unidos sumará un ingreso mayor. Además, en la zona hay tres pastelerías que pertenecen al sector capitalista”, refirió.
Álvarez manifestó que una de las fortalezas es rescatar la identidad nacional con la preparación de tortas de yuca y dulces criollos.
“Lo principal es estar en coherencia con el sistema sociopolítico, porque de nada sirve que yo sea consejo comunal e ir a espaldas de la Patria socialista que queremos lograr desde las bases”.
El compromiso no es solo político, acotó, también debe tomarse en cuenta el área económica y social con la creación de empresas que realicen aportes a la comunidad.

Deporte para el pueblo

A mediados del año 2009 con la ayuda de la Dirección de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Caracas, bajo la gestión del alcalde Jorge Rodríguez, se financió el proyecto para la empresa de propiedad Social de artículos deportivos Indio Catia, por un monto de un millón 287 mil bolívares para la ejecución de la primera fase.
Anthony Linares, productor de la fábrica, ubicada en el tercer piso del Mercado Municipal de Catia, detalló que en la primera etapa sirvió para fabricar balones de futbolito, futbol sala, futbol campo y voleibol.
Ahora están implementando una nueva estrategia de trabajo para ampliar su gama de productos con la producción de medallas, trofeos, portacelulares, taqueras, llaveros y collares con la cara del Comandante Hugo Chávez.
“Esta es una gran iniciativa para nosotros, porque muchos hemos trabajado en empresas capitalistas, donde limitaban nuestro trabajo sin tomar en cuenta nuestro potencial. Aquí estamos contentos y nos sentimos libres de tomar decisiones, manejar recursos e invertirlos. Los jóvenes nos sentimos partícipes de nuestra Patria productiva”, precisó Linares.
Los excedentes están divididos en cuatro partes, 60% va para la compra de materia prima y reinversión de la empresa, 10% para bono de productores y productoras y 20% para la reinversión social de la comunidad.
Aunque no cuentan con un espacio directo en donde distribuir su mercancía, la comercializan a través de los consejos comunales, comunas, diferentes organizaciones sociales y entes gubernamentales.
Actualmente, son siete productores que con manos creativas ya planifican una segunda fase para la reinversión de la empresa que consiste en incluir nuevas maquinarias de tecnología más avanzada para la producción.
“Tenemos previstas traer de China cinco máquinas y adquisición de materia prima de Colombia, porque esa es una de las problemáticas más fuertes que tenemos. La tripa de butiro que usamos para el balón es importada a un costo elevado, en el proyecto se propone traer la maquina que hace las tripas, eso bajaría los costos”, puntualizó Anthony.
El costo de un balón hecho por la EPS está por el orden de 550 bolívares. Lo que significa un ahorro importante, puesto que los balones en el mercado capitalista oscilan entre 800 y 5 mil bolívares, dependiendo del tamaño y la marca.
“Las tripas hechas por nosotros costarían unos 10 bolívares, mientras que en la actualidad las adquirimos en unos 75 bolívares por unidad. Bajaríamos los costos, incrementaríamos la producción para los sectores populares”, dijo el vocero.
Otra de las estrategias que tienen estos jóvenes a corto plazo es solicitar al Ejecutivo Nacional la adquisición de divisas para importar la materia prima a través de Unasur, Mercosur, Celac y otros convenios que permitan la masificación de la empresa para depender de un mercado propio.
El aporte social de esta EPS es contribuir con la disminución de la delincuencia en los sectores populares llevando deporte y cultura.
“A veces a los chamos se les hace más fácil conseguir sustancias psicotrópicas que un balón, debido al alto costo que tienen. Nosotros queremos romper con eso llevando artículos deportivos gracias al Gobierno Revolucionario que nos ha apoyado”.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario