La gaita, un género que llega al corazón
Fuente Base: CIUDADCCS
19/11/2014 06:11


Culturales

La gaita tradicional venezolana, esa melodía pegajosa y característica de la época navideña que alegra, entristece y remueve los sentimientos, en especial a los zulianos, fue declarada como Bien Patrimonial de Interés Cultural y Artístico de Venezuela.



Este acuerdo de reconocimiento, celebrado el pasado lunes en sesión especial de la Asamblea Nacional (AN) desde el estado Zulia, es un orgullo más para todas y todos los amantes de la gaita del país, que por años disfrutan de esta expresión musical en familia, en medio de la unión que caracteriza la Navidad, momento en el que algunos desempolvan sus vinilos y otros sus discos compactos para escuchar a sus músicos de siempre.
Daniel Liendo, locutor, comunicador social, profesor de percusión gaitera y conductor de los programas radiofónicos Súper Diciembre y Alba Zuliana, contó en entrevista para este diario que la declaratoria de la gaita como patrimonio es una alegría para las gaiteras y gaiteros que por años vienen apuntando a un reconocimiento que valore este género musical que llegó a darse a conocer en Caracas cerca de los años 60.
Recordó que Rincón Morales fue la primera agrupación que se pudo disfrutar en un programa de una televisora privada de la capital. “Los gaiteros estamos maravillados con esta noticia, fue una sorpresa. La gaita es la reina del folclor, mientras que el joropo es el rey y merece su espacio”, acotó.
Indicó que es un momento para enaltecer el género que ha perdido espacio y, en buena medida, ha dejado de ser lo que era antes. “La gaita se comercializó mucho y se regaló al presentarse en locales que le establecieron tarifas”, explicó.
Al respecto señaló que el hecho de que sea declarado o no Patrimonio, no significa que ahora es que comenzará a investigarse sobre su origen y desarrollo. A su juicio, existen pioneros en el tema con publicaciones al respecto, que aunque no precisan la fecha de su creación, se cree que el asunto data de épocas de la Independencia.
gaita como género
Definir la gaita para este comunicador social no es tarea fácil. La describe como si se tratara de una tradición familiar, la define como una mezcla de voces, instrumentos y temáticas que, si bien es cierto que nació en el Zulia, comenzó como expresión de protesta y se desarrolló con sus manifestaciones más conocidas como gaita de furro, de tambora y perijanera.
“Una de las tesis que trata sobre el nacimiento del género señala a los negros esclavos que en los años de 1700, en territorio zuliano, se reunían en sus tiempos libres para compartir sus desmanes y opresiones”, acotó el profesor.
“Las variantes surgen a partir del quinteto instrumental conformado por el furro, la tambora, la charrasca, el cuatro y las maracas, todo unido a la voz humana. Esto sería lo tradicional, típico y autóctono que surge de la protesta de uno de los esclavos conocidos como el Negro Simón, que dio inició al ritmo. Luego, se le adjudica su aparición con la devoción mariana, culto religioso que se le rinde a algunas vírgenes, en especial a La Chiquinquirá, y, posteriormente, la publicidad de productos y establecimientos, lo histórico, lo político, lo sentimental, lo jocoso, los tributos a lo natural y homenajes a personajes de todas las épocas”, apuntó.
Algunos textos atribuyen al maestro Ricardo Aguirre la creación de la gaita. Al respecto, Liendo sostiene que no es así. “A él se le puede atribuir el señalamiento que marcó con su partida física, el antes y el después de la gaita”. Añadió: “Cuando él nació, ya la gaita sonaba por los cuatro lados del Zulia”.
Ricardo Aguirre, conocido como “El Monumental”, falleció el 8 de noviembre de 1969, el mismo día que se conoce como el Día del Gaitero y que los exponentes del género proponen que sea designado también como de la gaita.
El típico y armónico sonido gaitero se logra mediante la combinación de variados instrumentos como cuatro, tambora, maracas, charrasca y furro, aunque el locutor subraya que en el caso de las maracas han ido desapareciendo de las agrupaciones.
No obstante, grupos como Saladillo, Rincón Morales, Cardenales del Éxito, Los Compadres del Éxito, entre otros, siempre las conservaron desde sus inicios. “La gaita no pierde cuando se le agrega, al contrario, pierde si le excluyes el furro o las maracas”.

TIPOS DE GAITA

La gaita como género tiene su diversidad. Hay la gaita de furro, la más promovida por los sellos disqueros, que nació en las poblaciones de El Saladillo y El Empedra’o, en pleno corazón de Maracaibo.
También está la gaita de tambora, oriunda del sur del Lago. Destaca la gaita a Santa Lucía que surge en el norte del estado, en las poblaciones de Santa Rosa de Agua, San Rafael de El Moján y Sinamaica.
Hay que mencionar otro tipo que fue anexado a los repertorios gaiteros por Nelson Martínez, que sin ser oriundo de la tierra de Rafael Urdaneta, creó la fusión de la tamborera y los tambores llamados chimbangles, utilizados en el tributo a San Benito de Palermo entre el 27 de diciembre y el primero de enero. Esta se ha expandido por el apoyo que le otorga el Centro Nacional del Disco (Cendis).
Agrega que la gaita fue empleada como una manera de protesta o de alerta de la población contra los gobiernos de turno durante la Cuarta República, y para muchos se convirtió en norma.
“Antes, cada disco de larga duración incluía uno o dos surcos para la buena protesta con altura. Para nada las que le grabaron al Comandante Hugo Chávez que lo que daban era pena. Recuerdo las tituladas Ley Mordaza, Pinocho o El mar de la felicidad que no cumplieron el objetivo porque sesgaron la realidad y formaron parte de la disociación a la que nos tiene acostumbrados este oposicionismo antipatriótico que a diario mete la astillita para desestabilizar y negar lo positivo”, apuntó Liendo.

SE QUEDÓ EN EL CORAZÓN

La época cuando más se escucha la gaita es entre los meses de octubre, noviembre y diciembre. Otros géneros de la temporada, como el villancico clásico y el denominado aguinaldo, la acompañan de manera formal desde la década de los años sesenta, en especial en las fiestas de fin de año. Su ritmo se ganó el corazón de los venezolanos y se anexó a los compases que se identifican con la llegada del Niño Jesús, la cena y el compartir.
“La gaita, cuando cruzó el puente sobre el Lago, lo hizo poco a poco y sin permiso de nadie. Esto es lo que Betulio Medina —que cumple 40 años al frente de Maracaibo 15— logró desde Caracas y mantiene para todo el territorio. No sólo en Maracaibo se oye y disfruta de la gaita en la radio todo el año. En Margarita y aquí en Caracas, tanto en diales o sitios web las proyectamos y oímos. Por toda la Patria hay un marabino o marabina que lleva consigo uno que otro disco de pasta y ahora disco compacto que permiten oír este género todo el año”, reflexionó.

COMBINA EL BAILE

A sus inicios la gaita no se bailaba, solo se coreaba y se aplaudía. Al poco tiempo llegó su momento de expansión y faltaba espacio para el público que se daba cita para danzarla. “Si nos vamos a la presentación del grupo en tarima, se montaron coreografías para los cantantes, lo que llamamos tren delantero de los grupos gaiteros”.
Liendo cree que en las tradicionales Ferias de la Chinita debe haber más espacio para su difusión con calidad. “De esas celebraciones en honor a la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá, advocación de María, la Madre del Maestro Jesús, es que más canciones se le han escrito, grabado y cantado en el mundo”.

VENEZUELA DELGADO/CIUDAD CCS


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario