Don Quijote cumple 410 años en batalla
Fuente Base: CIUDADCCS
16/01/2015 02:01


Culturales

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…”. Esta célebre frase abre las puertas de un recorrido imaginario que pareciera convertirse en realidad por la profundidad de los valores humanísticos que predica la obra literaria Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, la cual cumple hoy 410 años de ser difundida por primera vez.


 

El autor publicó su texto en dos partes separadas por una década. En 1605 editó El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y, luego, en 1615, se materializó El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. Se trata de una obra hecha por un hombre que fue reconocido como valor de referencia lingüística, según aparece en un apartado que escribe la Real Academia Española (RAE) en la Edición del IV Centenario de este libro.

En este sentido, la misma RAE explica que, posterior a la publicación de la novela, se realizaron cinco estudios de la lengua de Cervantes y el Quijote, redactados por cinco académicos de España y de América y un glosario de más de seis mil acepciones, que registra el significado preciso de voces, frases proverbiales y refranes en la inmortal obra cervantina.

La pieza literaria forma parte de los libros más vendidos de todos los tiempos –lista en la que está también la Biblia–. Además, ha sido traducido a casi todas las lenguas. A su vez, la figura del personaje principal se ha convertido en un símbolo para los amantes de la lectura y para los que se identifican con la personalidad de este hombre terco, pero valiente y muy soñador.

Uno de los que sintió el latido infinito de este noble caballero de La Mancha fue el propio Libertador, quien llegó a expresar lo siguiente: “Los tres más grandes majaderos del mundo hemos sido Jesucristo, Don Quijote y yo”. ¿Por qué Bolívar nombró un personaje de ficción como Don Quijote? Porque este virtuoso guerrero se inmortalizó en los corazones del mundo por los siglos que le sucedieron y se sigue utilizando como muestra de perseverancia y locura hermosa, al enfrentarse a esos molinos como al más grande de los monstruos creados por el hombre.

La historia

La novela aborda la historia de Alonso Quijano, quien se manifiesta con un gusto voraz por la lectura, siendo libre de ataduras para recorrer los caminos del mundo.

En La Mancha es donde Alonso Quijano empieza su aventura después de leer innumerables libros de caballería. La sociedad que lo rodeaba lo acusó de loco por creerse un caballero andante, cambiarse el nombre a Don Quijote, desempolvar una antigua armadura y empezar a recorrer el mundo en busca de aventuras y resolver entuertos, acompañado de un viejo y flaco caballo que llamó Rocinante.

Ficcion y realidad

Aunque ha sido frecuente tildar de loco a Don Quijote, su desquicio quizás solo sea aparente. Tal como explica José Saramago en el prólogo de la edición Don Quijote de la Mancha (Antología anotada), “si Don Quijote hubiera sido un loco, tal vez ya habría sido olvidado”.

La aparente sin razón de este noble caballero es una especie de juego entre los que son diferentes a él porque se guían por los sentidos y por la fuerza de la mente. Su lucha y desquicio consiste, precisamente, en no querer dejar de ser loco para no transformarse en vulgar.

Así es como logra contagiar a otros personajes y los lleva a embarcarse en ese mundo de aventuras mágicas que para él era realidad. Un ejemplo de esta influencia en su entorno es la reflexión que hace Sancho Panza, quien al principio de la historia es un rudo y vulgar vecino de Alonso Quijano, a su esposa en el ocaso del refulgente libro cuatricentenario:

“(…) Sólo te sabré decir, así de paso, que no hay cosa más gustosa en el mundo que ser un hombre honrado escudero de un caballero andante buscador de aventuras. Bien es verdad que las más que se hallan no salen tan a gusto como el hombre querría (…) pero, con todo eso, es linda cosa esperar los sucesos atravesando montes, escudriñando selvas, pisando peñas, visitando castillos, alojando en ventas a toda discreción, sin pagar ofrecido sea al diablo el maravedí”, expresa Sancho Panza en el diálogo.

Para entender esta transformación de Sancho Panza en la historia Mario Vargas Llosa, en un ensayo sobre esta obra literaria publicado como prólogo de la edición ya referida, expresa que en muchos capítulos la ficción se hace realidad. “El gran tema de Don Quijote de la Mancha es la ficción, su razón de ser, y la manera como ella al infiltrarse en la vida, la va modelando, transformando. Al final, termina por salirse con la suya. La ficción va contaminando lo vivido y la realidad se va gradualmente plegando a las excentricidades y fantasías de Don Quijote”.

Profundidad de la obra

Entre los conceptos humanos que aborda la historia está el de la valentía, piedra fundamental en el relato. El autor explica bien el significado de ésta y la misma personalidad recia y combativa del Quijote a través de una de las trepidantes y jocosas aventuras que vivió el oriundo de La Mancha, quien en una ocasión decidió posarse frente a una jaula abierta en la que descansaba un león.

“Bien sé lo que es valentía, que es una virtud que está expuesta entre dos extremos viciosos, como son la cobardía y la temeridad: pero menos mal será que el que es valiente toque y suba al punto de temerario que no que baje y toque el punto de cobarde (…) porque mejor suena en las orejas de los que oyen ‘el tal caballero es temerario y atrevido’ que no ‘el tal caballero es tímido y cobarde”.

En ese contexto de lucha permanente por alcanzar la Edad de Oro, como lo dice Don Quijote, si hay algo que caracteriza al personaje es ese espíritu justiciero y libertario al cual rinde tributo. La verdad y el honor son valores fundamentales.

Con estos preceptos latentes en la profundidad de la obra es que el lector se va enganchando de cientos de líneas escritas con un lenguaje muy particular del que luego es difícil desprenderse y que se mantiene vibrante hasta el final.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario