Recordaron a mujeres del siglo XIX
Fuente Base: CIUDADCCS
26/02/2015 03:02


Culturales

Una tarde histórico-musical tuvo lugar ayer en la Galería de Arte Nacional con ocasión de realizarse el foro-concierto La Música y las Mujeres del Siglo XIX, a cargo de María Antonia Palacios.


 

La actividad estuvo organizada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Fundación Museos Nacionales, y forma parte del programa educativo-cultural Mujer y Género.

La conversación giró en torno a la música de la segunda mitad del siglo XIX narrada, a través de la vida de la mujer. La investigadora inició recordando el rol que jugaban las féminas en esa época, momento en el que era considerada inferior y dependiente del hombre en todo el mundo occidental.

A través de la lectura de citas y artículos de prensa de importantes personajes y científicos, Palacios logró dibujar en la imaginación de los presentes el contexto que rodeaba al género femenino.

La ponente, quien es también profesora de Artes en la Universidad Central de Venezuela, explicó que esta imagen, con la que se conocía a la mujer venezolana dentro y fuera del país, se debió a la influencia de factores como la educación, enfocada en aquel entonces a formar esposas y amas de casa.

La oradora relató que dentro de la educación que se les daba a las “señoritas de bien” era imperativo conocer de música, específicamente de piano, instrumento imprescindible para sobresalir en la sociedad y conseguir esposo.

La docente explicó que fue tan masiva esta práctica en las señoritas que los periódicos llamados El Zancudo y El Cojo Ilustrado incluían las partituras de los temas de moda en algunos ejemplares.

Para la época fueron los valses, polkas, mazurcas y danzas los más populares en nuestro país, según señaló Palacios. Agregó que el vals y la polka fueron los predominantes: el primero por ser el único que permitía que las parejas se abrazacen y el segundo por su ritmo “brincado” que gustaba a los jóvenes.

Acto seguido, Palacios interpretó piezas referenciales como la polka Mis simpatías, de la compositora Ana Camejo, y el vals No lo creo, de María Montemayor de Leal.

Del mismo modo, en su intervención, Palacios ahondó en la historia de quien fuera una de las más grandes pianistas y compositoras del mundo nacida en Venezuela: la ilustre Teresa Carreño.

De las composiciones de Carreño, la invitada interpretó un vals y una mazurca escritos por la pianista cuando tenía tan solo siete años de edad, así como una canción de cuna, dedicada a su padre: El sueño del infante o sueño del niño –esta última de su etapa más madura–, entre otras piezas.

VERÓNICA ABREU ROA / CIUDAD CCS



Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario