Día Mundial de la Tierra: Salvémosla del consumismo y la cultura bélica
Fuente Base: rnv
22/04/2015 03:04


Internacionales

Hoy, 22 de abril, se celebra el Día Mundial de la Tierra. Este día se instauró para crear una conciencia común a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la tierra.


El Día de la Tierra de 1970, logró una coincidencia política que parecía imposible. Ese día, condujo a la creación de la Agencia de Protección al Medio Ambiente de Estados Unidos y a la aprobación de leyes relacionadas con el aire limpio, el agua limpia y la conservación de especies en peligro de extinci&aocute;n. A partir de entonces, cada año en esta fecha, el mundo entero reflexiona y se moviliza por una Tierra mejor.

Hasta este siglo pocos pensaron que los seres humanos, viviendo en una extensión de tierra aparentemente sin límites y con agua abundante, podrían causar daños irreparables al medio ambiente. Sin embargo hoy los gobiernos y la gente en general en todo el mundo luchan con la erosión costera, los derrames de petróleo y la contaminación del agua potable, en tanto que cuestiones como el crecimiento de la población, la deforestación, la lluvia ácida y la posibilidad de rápidos cambios climáticos significan decisiones difíciles para el futuro.

Daños al planeta

El sistema capitalista-consumista plantea “soluciones” mediáticas mientras que sus métodos generan el crecimiento industrial sin precauciones, guerras y otros agentes contaminantes que deterioran la Tierra.

El planeta está habitado por más de 7 mil millones de seres humanos y cubierto en 97.5 por ciento por agua de mares y océanos. “Las guerras, desde el principio de la humanidad, han surgido por una razón: el deseo de unos de despojar a otros de sus riquezas”, Fidel Castro, el 26 de septiembre de 1960 ante la ONU.

Cuando una bomba explota genera temperaturas superiores a los 1000 °C, que no sólo destruye la flora, fauna y otros recursos naturales visibles, sino también la composición interna de los suelos.

El incendio de pozos petroleros, como ocurrió en la guerra de Irak, además de la contaminación atmosférica, contaminó las aguas superficiales y subterráneas y generó daños en la población. En la Guerra del Golfo Pérsico (1990-1991) las bombas generaron más de tres millones de toneladas de humo contaminante ocasionando enfermedades respiratorias a millones de personas y daños en la capa de ozono.

Otro mecanismo de destrucción de las potencias mundiales es el fracking (o fracturación hidráulica), que genera pequeños -y podría ocasionar grandes- terremotos producto de la penetración del suelo para facilitar la extracción de petróleo y gas.

 


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario