18 de octubre de 1945 Derrocamiento del presidente Isaías Medina Angarita
Fuente Base: ANTV
19/10/2015 09:10


Culturales

Se concretó la candidatura del general Medina, siendo postulado oficialmente como aspirante a la presidencia, resultando electo el 13 de abril de 1941


18 de octubre de 1945, fecha polémica, violenta y de grandes cambios en nuestro país, algunos historiadores y políticos venezolanos, coinciden en afirmar que esta fecha, dividió el Siglo XX en Venezuela. Al conmemorar los 70 años de estos acontecimientos, es pertinente recordar los hechos y sus protagonistas, que sin lugar a dudas dejaron honda huella en nuestra historia republicana. 

El 5 de mayo de 1941 concluye el período constitucional del General Eleazar López Contreras, en cuanto a la sucesión se pensaba para la época que se debía buscar a un hombre que reuniera un conjunto de condiciones, para unir a civiles y militares. El candidato que reunía el mayor número de condiciones era el general Isaías Medina Angarita, egresado de la Academia Militar, tachirense, con excelentes relaciones en los círculos políticos, sociales y económicos de Caracas y con una gran tradición dentro de las Fuerzas Armadas. Sin embargo fue víctima de certeros ataques, por parte de la oposición, quienes veían representado en Medina, la  continuación del gomecismo.

A pesar de estas circunstancias, se concretó la candidatura del general Medina, siendo postulado oficialmente como candidato presidencial, resultando electo el 13 de abril de 1941. Tomando posesión como presidente de La Republica de Venezuela, el 5 de mayo de 1941, en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo.

Su gobierno respeto la libertad de expresión y las libertades de pensamiento político, todas las ideologías y tendencias políticas participaban libremente en el país. Además durante su gobierno se creó el Seguro Social Obligatorio, el Sistema de Cedulación Nacional, La Reforma Agraria, La promulgación de la Ley de Impuesto sobre La Renta, y la Ley de Hidrocarburos de 1943, la cual garantizaba una mayor participación del Estado Venezolano, en la Industria Petrolera.

Al llegar el año de 1945, la tensión política va creciendo progresivamente, por ser el año de la elección del nuevo Presidente. En este panorama se realizan conversaciones con los partidos políticos, el candidato del consenso fue el Doctor Diógenes Escalante quien se desempeñaba como embajador de Venezuela en los Estados Unidos de América. El cual realizaría un gobierno de entendimiento y coalición nacional, que prometía amplitud y  reformas democráticas. A un mes de la llegada al país el Doctor Diógenes Escalante sospechosamente se desequilibró mentalmente, mientras se alojaba a principios de septiembre de 1945, en el Hotel Ávila, propiedad de Nelson Rockefeller, quedando imposibilitado para ser Presidente.

Ante esta contingencia las fuerzas políticas, inician nuevas conversaciones a fin de buscar un candidato, que en términos generales reúna las condiciones para el consenso. El 10 de septiembre de 1945, el Presidente Isaías Medina Angarita y su partido, anuncian el nombre de Ángel Biaggini como candidato a la Presidencia. Esta candidatura no fue bien recibida, por la oposición. En este panorama el partido Acción Democrática, decide reunirse con los sectores de militares descontentos, agrupados en la Unión Patriótica Militar, para organizar un golpe de Estado. Estas reuniones se llevaron a cabo secretamente en la casa del Doctor Edmundo Fernández. 

En la mañana del 18 de octubre de 1945, uno de los oficiales rebeldes, el mayor Celestino Velasco, al conocer que la conspiración fue descubierta por el gobierno, parte con un grupo de rebeldes a tomar el Palacio de Miraflores, logrando apresar a altos oficiales del Ejército, y a miembros del gobierno medinista. Simultáneamente a estos acontecimientos, estalla la revuelta en la Escuela Militar de la Planicie en Caracas. Por la tarde, se había extendido a los cuarteles de San Carlos, la Planta y Miraflores, sumándose la Guarnición de Maracay. 

El Cuartel San Carlos tras un intenso tiroteo, es retomado por fuerzas del gobierno, surgiendo encarnizados combates en las calles de Caracas, entre las llamadas milicias armadas de Acción Democrática, y los miembros del Partido Comunista, quienes para apoyar al presidente Medina, lograron callar, tras sufrir numerosas bajas, a la Radio de los Rebeldes. Pese a los consejos de sus generales, el Presidente Medina se niega a atacar la Escuela Militar, por temor a provocar la muerte de los cadetes. Por la mañana del 19 de octubre, comienza la incursión de los aviones militares, provenientes de la base de Maracay. Además le llegan informes de que el Cuartel San Carlos había sido tomado por los conspiradores. Tiempo después el historiador Oscar Battaglini señala al respecto: “La mayoría de los oficiales comprometidos, en los acontecimientos (…) tenían vínculos con las instituciones militares del Pentágono en Estados Unidos, Panamá y en nuestro País”.  A nivel nacional se le informa al presidente sobre la amplitud de la conspiración. Ante la gravedad de la situación para evitar más derramamiento de sangre, el presidente Isaías Medina Angarita decide rendirse y entregarse. Poco tiempo después, es enviado al exilio. Esa misma noche tras dejar más de 400 muertos entre civiles y militares, un número desconocidos de heridos, y un gobierno violentamente derrocado. Se constituye en Miraflores la llamada “Junta Revolucionaria de Gobierno” presidida por Rómulo Betancourt.

70 años después de estos acontecimientos, el 18 de octubre de 1945, es una fecha que aún genera polémica y sentimientos encontrados, en nuestra historia. El partido Acción Democrática lo llamó “La Revolución de Octubre”, el pueblo que apoyo la gestión del presidente Medina, lo llamó “Golpe de Estado a un gobierno legítimo”. Queda de parte del pueblo venezolano, emitir con su profunda tradición de justicia y sabiduría, el veredicto final sobre los hechos que precipitaron, el derrocamiento del presidente Isaías Medina Angarita.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario