Alerta: Contrabando de ganado vacuno hacia Colombia es manejado por la guerrilla junto a mafias de organismos oficiales
Fuente Base: aporrea
10/02/2017 02:02


Nacionales

Como reporteros viajando por Nuestra América nos ha tocado andar miles de kilómetros para poder palpar la realidad de gente que es invisibilizada por los grandes medios, por los gobiernos de turno y por programas de estados mal aplicados, a eso se une a causa de lo antes mencionado, la inseguridad, uno de los mas grandes males que asolan estas tierras en que nos adentramos en este recorrido, en esta ocasión por la Sierra de Perijá, en el estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.


Esta cordillera de montañas, se encuentra entre Venezuela y Colombia, siendo parte importante de la frontera entre estos dos países, del lado venezolano es un parque nacional que se extiende sobre una superficie de 295.288 ha o 2.952 km². Hasta allí subimos para conocer estos paisajes de serranía.

Adentrarnos en estos verdes y hermosos bosques de espeso follaje muy típicos de este tipo de montañas fue una experiencia mágica y triste a la vez por lo bello del paisaje y por las lamentables condiciones en que viven los pueblos y caseríos asentados en estas tierras de montaña.

Y muy tristes porque vimos a nuestro paso a niños asomados desde sus precarias viviendas, a la vera del camino, semi desnudos, con las pancitas infladas, el cabello amarillento y quebradizo debido a la malnutrición, también se observa a muchos habitantes con los labios leporinos.

Se hace un problema subir más allá del río Yaza por la ausencia de carreteras que dificulta el paso de vehículos, pero para los campesinos yukpa es mucho más difícil aún, pues no pueden trasladar sus mercancías para la venta, ni sus producto de la tierra, ni sus artesanías. En estas regiones lo que se evidencia es un gran abandono.

Pasando por la zona de El Sokuy pudimos ser testigos del traslado de un ganado de res, como 100 vacas que eran llevadas a pie, custodiadas por presuntos guerrilleros del ELN, del cual nadie quiere hablar por el temor o terror que les tienen. Ellos andan bien armados, unas veces van con uniformes y otras como simples paisanos, pero es un secreto a sotto voce que son los famosos "elenos", luego, en otro momento del viaje, pudimos ver el tránsito de unas 300 vacas por el lado de El Tokuko, uno de los pueblos más organizados de la región, en el sentido convencional y desarrollista, nada indígena.

La información que nos llega desde los lados de Machiques, es que hay una mafia de intereses conformada por la guerrilla, la guardia, el ejército y la policía quienes son los que llevan ese ganado hasta el lado de la frontera colombiana, concretamente a los pueblos de El Becerril y Codazzi, donde los esperan sendos camiones de carga. Y este constante transitar de ganado no pasa desapercibido pues son cientos de bovinos que van en grandes recuas.

Pareciera que la idea que teníamos, la otrora guerrilla que luchaba por los ideales de los más desposeídos, abandonó esos principios por estas tierras donde ahora reinan a punta de amenazas y del saqueo a pequeños campesinos e indígenas que apenas producen para medio vivir o subsistir.

A todos los problemas que tenían por acá se suma ahora el de la tiranía de una guerrilla desvirtuada que delinque junto a mafias enquistadas dentro de organismos oficiales en estas serranías de espectacular belleza y de gente bien linda cuyo sentido de indefensión se puede palpar en el aire.

No pudiendo seguir el recorrido, debido a problemas de seguridad, no quedó más remedio que abortar el viaje y devolvernos, pero el regreso fue desconsolador al concienciar que hay gente allá que no puede salir de ese estado de pobreza, ni del abandono e indefensión al que están siendo sometidos. Ni registro fotográfico pudimos hacer debido a las mismas medidas de seguridad.

Por eso se hace importante este llamado de auxilio. Es necesario y vital que se tomen medidas urgentes para la zona de la Sierra de Perijá, por donde no solo se evade parte de la alimentación y riqueza de Venezuela sino que además se está destruyendo la riqueza cultural y ancestral de la etnia yukpa


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario