Periodistas por la Constituyente: Constituyente y Revolución Socialista
Fuente Base: CiudadCCS
29/05/2017 04:05


Nacionales

El pueblo está preparado para crear nuevas normas que potencien a Venezuela


La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es la primera y única Carta Magna que se aprobó en la historia de Venezuela mediante el sufragio universal, y fue el resultado de la interacción de las diversas voluntades políticas de los hombres y mujeres constituyentes, en representación de movimientos sociales y políticos, instituciones estatales y asociaciones civiles, organizaciones gremiales y empresas, en plena interacción con el Presidente Hugo Chávez Frías, quien desencadenó, junto a la mayoría de la sociedad, el proceso más genuinamente democrático que se haya conocido, y sobre una base cultural venezolana. Ello permitió consensuar las divergencias para establecer las normas constitucionales que permitieran comenzar a cambiar todo lo que debía y podía ser cambiado.

HOY, EL PUEBLO ESTÁ MÁS PREPARADO IDEOLÓGICAMENTE

Hace veinte años, la Constitución que se logró aprobar expresó el sentir mayoritario de unas generaciones que solo habían conocido (padecido unos y beneficiado otros) la praxis capitalista hegemónica. Esa aprobación mostró también la otra parte de la sociedad con visión capitalista que votó en contra.

Después de transcurrir diecisiete años de intensa praxis constitucionalista bolivariana, donde la más sencilla acción gubernamental y estatal, o incluso acción académica del sistema educativo venezolano u operaciones de carácter económico, financiero o militar, están soportadas por las bases jurídicas constitucionales, resulta evidente el elevado nivel alcanzado en la conciencia jurídica, política y social de las grandes mayorías del pueblo, en comparación con la existente en 1999. De ello no debe quedar duda alguna.

Ahora el pueblo está más preparado ideológicamente, lo que significa ser más consciente de la gran obra construida y de la que debe construirse, de la justedad del sistema jurídico y de sus escollos, y de la democracia participativa y protagónica que defendemos, con sus limitaciones. Esa es una buena condición para preparar nuevas normas constitucionales que potencien más a Venezuela y su proyecto de vida en el mundo.

LAS DECISIONES LAS CONSTRUIRÁ EL PUEBLO

Hoy se presenta, ante esas grandes mayorías de la población, el reto de tener el necesario “sentido del momento histórico” y comprensión de la batalla actual entre dos fuerzas de naturaleza antagónica (bloque histórico-bloque explotador), para interpretar cabalmente sus necesidades, retos, oportunidades y potencialidades, para poder hacer la primera Constitución chavista del siglo XXI.

Si no damos el salto cualitativo con la magnitud que hubiera deseado Chávez, es por todos estos obstáculos objetivos, subjetivos e intersubjetivos al conocimiento que estableció y sigue tratando de fijar el neoliberalismo en todos los ámbitos de la vida. Pero el salto -con mayor o menor magnitud- se dará, gústele o no al imperio, a la burguesía, a sus leales ignorantes o a sus “tontos útiles”.
¿Qué hacer en esta fase? Es una pregunta que abordaré en el próximo artículo.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario