Jóvenes serán formados mientras trabajan
Fuente Base: ciudad caracas
21/08/2017 01:08


Nacionales

La meta es llegar a 700 mil muchachos capacitados integralmente a través del Plan Chamba Juvenil


El Plan Chamba Juvenil, implementado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, cuya meta era captar cerca de 200 mil jóvenes, ha atraído hasta la fecha a casi 600 mil muchachos, que son formados desde la praxis para el desarrollo productivo.

El objetivo es incentivar a los jóvenes a las tareas productivas en beneficio del país, mientras reciben un estímulo monetario que generará una base económica para el arranque del proceso, mientras se forman y crean sus proyectos.

El plan está coordinado por el Ministerio para la Juventud y Deporte, junto al Movimiento por la Paz y la Vida y la Misión Robert Serra, con el apoyo del Movimiento Somos Venezuela, que con las visitas casa por casa identifica a aquellos que requieran apoyo de las misiones y grandes misiones a través del Carnet de la Patria.

Asimismo, el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) funciona como la institución responsable de la formación e introducción al mercado laboral de los jóvenes inscritos, que en conjunto con las misiones Árbol, Saber y Trabajo, Robert Serra, Robinson, Ribas, entre otros, captan a los chamos para que se inicien en el campo laboral.

Wuikelman Ángel, presidente de esa institución, aseguró que se han establecido contactos con la empresa pública y con la empresa privada a través del Programa Nacional de Aprendizaje.
Los más de 590 mil jóvenes integrantes del plan han sido ubicados mediante el Carnet de la Patria.

El presidente Maduro afirmó que este gran número de muchachas y muchachos se debe a la confianza de la juventud hacia el Gobierno Bolivariano.

“Nosotros estamos apuntando hacia donde es, hacia la necesidad real de la juventud. La meta de este año son 750 mil jóvenes incorporados al Plan Chamba Juvenil, con estudio, todos estudiando y todos trabajando, con su salario, como debe ser”, afirmó el mandatario.
Estos jóvenes recibirán la tarjeta Chamba Juvenil donde se les dará un incentivo de 100 mil bolívares, recursos que ya fueron aprobados por el Presidente.

Inces como ente formador
Como institución capacitadora, el Inces inició el Plan Chamba Juvenil con los talleres de formación de Formadores Político-Metodológicos que egresará a jóvenes instructores, quienes posteriormente capacitarán por parroquias, pueblos y caseríos a los primeros inscritos en el plan social.

“El Inces es una herramienta que es clave en este momento, es la que garantiza la formación, la producción que puede estar desarrollando la clase trabajadora”, aseguró Wuikelman Ángel, presidente del ente formador.

Asimismo afirmó que el plan “se trata de una política estructural que incluye formación especializada, trabajo en empresas públicas y privadas con la posibilidad de establecerse en las mismas, y hasta financiamiento para los que deseen emprender proyectos particulares y sostenibles”.

Estos talleres de formación fueron estructurados metodológicamente y programáticamente para ser recibidos en un tiempo muy breve, y así formar a varias camadas de jóvenes para que sean parte del sector laboral en el menor tiempo posible.

Aseveró que el plan no es solo para empleos, “es un movimiento que defiende a la Patria y la Revolución Bolivariana, cuya tarea central es construir un modelo económico productivo y diversificado”.

“Cuando el Presidente lanza el Plan Chamba Juvenil propone una meta de 200 mil jóvenes a incorporar, se creó un registro en la página del Ministerio para la Juventud y este número llegó rápidamente a 300 mil y dio un salto a casi 500 mil jóvenes en un período muy corto de tiempo”, dijo.

Afirmó que es una respuesta de una necesidad detectada por el Gobierno Nacional, a través del movimiento Somos Venezuela.

Resaltó que al inicio del plan, el presidente Maduro manifestó que 200 mil jóvenes era un número bajo, por lo que pidió llevar esa cifra hasta 700 mil jóvenes.

“El Inces tiene un rol no solamente por el componente de aprendices, sino por la formación que reciben todos los jóvenes que entran aquí, esos 700 mil jóvenes reciben en un primer momento la sensibilización por parte del Inces junto a otras organizaciones como la Misión Saber y Trabajo o las misiones educativas, y luego viene la formación de acuerdo al área donde se van a desarrollar laboralmente”, indicó.

El presidente del Inces señaló que de los más de 500 mil jóvenes registrados, 33 mil ya se encuentran trabajando.

“Petróleos de Venezuela (Pdvsa) incorporó a 10 mil aprendices Inces, Corpoelec, a 100; Banco de Venezuela, a 500; y empresas recuperadas ya han ubicado a casi dos mil aprendices”, dijo.
Recalcó que “la incorporación es un proceso, porque un aprendiz es un trabajador que tiene un régimen especial que se está formando por primera vez en el mundo del trabajo, el cual recibe una formación teórica y una práctica”.

Reiteró la invitación a todas las entidades públicas y privadas a ponerse al día con los jóvenes y con los aprendices, “esto debe ser visto como una contribución para la formación del sector de la juventud en el campo productivo, tiene que verse como una respuesta de las entidades de trabajo a la respuesta alegre, masiva, festiva, apasionada de nuestra juventud ante el llamado del presidente de la República”.

Actualmente el Inces tiene 172 centros de formación.

Aprender desde la praxis
En entrevista a Ciudad CCS, la presidenta de Misión Árbol, Osly Hernández, indicó que el plan “se trata de un incentivo para ir hacia la iniciación laboral”.

Manifestó que por parte de la Misión Árbol se espera captar a seis mil jóvenes que se desempeñarán en labores de agricultura urbana, paisajismo urbano, promotores de conucos escolares, productores agroecológicos, manejo de bosques y ecoartesanos.

“La Misión Árbol tiene el reto de acompañar la formación de los seis mil jóvenes del Plan Chamba Juvenil para fortalecer conocimientos en tres áreas vitales: la producción agroecológica, los bosques y el paisajismo urbano productivo”, dijo.

Los captados por la Misión Árbol tendrán actividades todos los días y el Inces les impartirá talleres de iniciación del plan, para conocer de qué se trata, qué van a lograr a través de este programa social, entre otras informaciones que serán útiles para los aprendices.

También trabajarán cinco horas al día directamente en el espacio productivo donde se desarrollarán, y al culminar las actividades, recibirán formación política.

Los fines de semana tendrán actividades voluntarias vinculadas con otras del área productiva donde se están especializando. “Es una formación desde la praxis, una formación integral”, afirmó.

Explicó a su vez que “la idea es que un grupo pueda conformarse en brigadas productivas, que estarán conformadas entre cinco y ocho personas, y otros puedan ser promotores de la actividad de cada una de las misiones”.

Recientemente, en alianza con el Ministerio para la Cultura, se firmaron convenios para el desarrollo de la gastronomía criolla, en el marco de la graduación de 75 estudiantes del Centro de Formación Gastronómico Wadäka, donde los egresados contarán con su trabajo.

El Inces tiene un convenio con el Ministerio para el Turismo, lo que garantiza a los participantes su ingreso al campo laboral en las cadenas Venetur, además de otras cadenas de hoteles del país.
Los aprendices estudiaron durante dos meses los cursos de elaboración de pasapalos, tortas, panificación doméstica, servicio de bar y comedor.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario