Pdvsa impulsa la producción textil en el Núcleo Endógeno Fabricio Ojeda
Fuente Base: ciudad caracas
12/09/2017 02:09


Nacionales

Enatexca elabora uniformes para trabajadores de la industria en Punto y Círculo con vecinos de Catia


La necesidad de confeccionar uniformes de calidad para los trabajadores de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dio paso en el año 2010 al nacimiento de la Empresa Nacional de Textil y Calzado (Enatexca), ubicada en Gramovén, Catia, parroquia Sucre.

En este espacio, que durante años fue utilizado como llenadero de gasolina, fue construido el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, gracias a la visión futurista del Comandante Hugo Chávez para ofrecer beneficios al pueblo.

Para el presidente de Enatexca, Miguel Rosales, esta empresa (filial de Pdvsa Industrial) surgió como una iniciativa del Punto y Círculo para promover la inclusión social en la comunidad.

“Aquí tenemos 162 trabajadores, en su mayoría de la parroquia Sucre, y para muchos este es su primer empleo formal. Ellos trabajaron en la cooperativa textil Venezuela Avanza, que anteriormente funcionaba aquí y aprendieron del oficio gracias a la Misión Vuelvan Caras”, precisó.

Bragas, jeans, camisas, chemises, delantales y botas de seguridad, son solo algunas de las piezas que se elaboran en este espacio, desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

“Nosotros tenemos aquí cuatro líneas de producción. En la de bragas industriales producimos diariamente 120 piezas, en la de jeans 150, unas 200 camisas y 220 chemises. Todos esos productos se comercializan en las filiales de Pdvsa Industrial y Pdvsa Petrolera”, informó Rosales.

Resaltó que los insumos y la materia prima que utilizan para la confección la adquieren a proveedores nacionales, gracias al apoyo de Pdvsa. Asimismo, agregó que la Fundación Negro Primero, ubicada en Sarría, parroquia El Recreo, es la encargada de realizar el bordado de sus prendas.

En otro espacio del Núcleo Endógeno, donde anteriormente funcionaba la cooperativa de calzados Nuenfao, actualmente se fabrican botas de seguridad y equipos de protección industrial, como delantales de piel y equipos para soldadores, también para quienes laboran en la estadal.

HACIA EL IMPULSO COMUNAL

El presidente de Enatexca destacó que desde esta trinchera brindan apoyo a las pequeñas empresas comunales para su impulso.

“Ayudamos a que ellas adquieran capacidad para producir en sus comunidades y para el Estado a precios accesibles pero con una calidad muy alta. Nuestro gran compromiso es contribuir al desarrollo del modelo productivo socialista del país”, comentó.

En este sentido, Rosales añadió que apoyan gratuitamente a varias empresas comunales, con el asesoramiento y el corte de las piezas en sus espacios.

“Muchas de las empresas que nos han apoyado en la producción industrial, como Ciudad Caribia, Ciudad Belén y Pomarrosa, hoy están trabajando con el CLAP textil para ayudar durante esta época escolar. Les damos asistencia técnica para que se fortalezcan y mejoren sus productos y así no tengan que depender del Estado para producir”, manifestó.

TRABAJADORES COMPROMETIDOS

Entre hilos, telas y botones transcurre el día de Mirtha Molina, supervisora general de la planta, quien día a día acude a trabajar con la mejor disposición. “Aquí hacemos completo el proceso de producción. Diseño, corte, ensamblamos las piezas y las revisamos para que luego lleguen a los almacenes para ser despachadas”.

Explicó que las líneas de producción en la textilera están organizadas dependiendo el producto.

“Tenemos líneas plano pesado, que son máquinas para capacidad fuerte como el jean, plano mediano para bragas y driles, plano liviano para las camisas y el equipo de punta para chemises y franelas”.

Agradeció a las políticas públicas implementadas por la Revolución para beneficiar a los más desposeídos. “Aquí me siento dignificada, porque he tenido oportunidad de estudio y crecimiento laboral. Las mujeres productivas que estábamos excluidas pudimos tener por primera vez un empleo formal”.

Por su parte, Francia Gallego, una de las operarias de producción, se siente a sus 62 años complacida de haber sido tomada en cuenta. “Tengo que llevar el sustento para mi casa y a mi edad nunca me contratarían en una empresa privada, en cambio aquí gracias a mi Comandante Hugo Chávez y al presidente Maduro trabajo feliz, porque me gusta lo que hago, me entretengo y estoy produciendo para el país”.


Nombre:


Ubicación:


Email (no será publicado):


Comentario:

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.
Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. 

Enviar Comentario